EL SUPER GOURMET QUE LLEGA A TU CASA EN MENOS DE DOS HORAS

Dip de berenjena tatemada

Esta es nuestra versión de babaganoush, pero le damos un toque mediterráneo al usar orégano y albahaca en lugar de especias. Quemamos la berenjena para darle un toque tatemado característico de la cocina mexicana. Los tomates confitados aportan dulzura, mientras que el queso de cabra agrega un sabor fresco y cremoso para contrastar el de la berenjena. Este plato es perfecto para comenzar una comida. Me gusta ponerlo en el centro de la mesa y hacer una scarpetta, con focaccia recién horneada o pan pita.



Ingredientes

2 berenjenas
Aceite de oliva extra virgen 80 ml
Semillas de sésamo negro 5 g
Semillas de sésamo blanco 5 g
Queso de cabra artesanal 150 g
Tomates mediterráneos confitados 100 g
Alcaparras 15 g
Mantequilla clarificada
100 g 2 dientes de ajo
1 ramita de albahaca
1 manojo pequeño de orégano
Unas gotas de aceto balsamico
Pimienta negra
Sal de mar

Procedimiento

En una sartén, quemar la berenjena por cada lado, hasta que tenga un color marrón oscuro; la berenjena estará lista cuando esté suave al tacto. Pelar la berenjena y desechar la piel quemada. Licuar la pulpa junto con el aceite de oliva, sal, orégano, semillas de sésamo blanco, ajo, y mezclar hasta que quede suave y sedosa. Desechar la salmuera y freír las alcaparras en mantequilla clarificada hasta que estén crujientes (cuidado, se queman rápidamente). Para la presentación: En un plato hondo, hacer un círculo con la salsa de berenjena. Colocar los tomates, alcaparras fritas, hojas de albahaca, hojas de orégano y semillas de sésamo negro alrededor del círculo. Hacer una quenelle con el queso de cabra y ponerla al centro de la salsa de berenjena. Terminar con un toque de pimienta negra molida y unas gotas de aceto balsamico.

*Consejo: Es importante servir la salsa de berenjena a temperatura ambiente, no fría. De preferencia, consumir el mismo día.